25.10.08

Y luego pasa lo que pasa

Vivimos en un mundo consumista, materialista. Me da asco.
A veces desearía coger elprimer vuelo que fuese al Amazonas y quedarme allí sin billete de vuelta, viviendo en una caverna a mi aire, a mis anchas, hacer lo que me dé la gana y como me dé la gana.
Salir a cazar de vez en cuando, pescar si hace buen tiempo, fabricar mi propia cubertería con huesos de animal...
Vivir como nuestros antepasados en definitiva.

Y por qué? Porque estoy hasta las narices de que los políticos, los medios de comunicación y cualquier institución poderosa en definitiva nos domine.
Nos hacen creer que, hoy en día, si no tienes un iPhone última generación con 3g, mp3, wi-fi y su puta madre, no eres nadie y no mereces seguir viviendo en este mundo.
Te laban la cabeza incitándote a comprar un coche que te cagas, con abs, dirección asistida, reproductor mp3, aire acondicionado, elevalunas eléctrico, cierre centralizado, llantas de aleación y un montón de gilipolleces más que no usarás en tu puta vida.
Y no solo eso, sino que también te dicen que si no lo compras eres subnormal. Porque está tan tirado de precio que aunque estemos en crisis, aunque tengas que pagar una hipoteca de casi 1000 euros al mes cuando ganas 800, aunque te hayan hechado de la empresa donde trabajabas, aunque tu mujer esté en el paro limpiando las casas de los ricos, aunque tus hijos vayan con becas a la universidad y encima tengan que trabajar porque tú no puedes pagarles sus estudios...
ellos te dicen: te lo puedes permitir!

Y tú, que estás tan tranquilo en el sofá de tu casa, con una Coca-cola en la mano y comiendo ganchitos de la marca Hacendado (para ahorrar) mirando la pantalla del televisor mientras esperas que empiece tu programa favorito, no te vas a mover.
No te vas a mover porque has llegado hecho polvo de trabajar, llevas más de 12 horas fuera de casa y además tienes ganas de estar tranquilo, tragándote todo lo que te dicen. Hace tiempo tu reacción habría sido diferente pero ahora ya no.
Se te ha olvidado qué era eso de pensar. Has tragado ya tanta mierda que, total, por que te contaminen un poco más no va a cambiar nada.

Joder! Despierta de una puta vez! No te das cuenta!?
Eres una máquina! Ellos han conseguido de ti lo que querían. Ya no tienes vida propia.
Ahora estás a Su merced. Ahora ellos pueden hacer lo que quieran contigo. Ahora es muy difícil desatarse de las cadenas y ver más allá de las sombras que proyectan detrás tuyo.
Es muy difícil, pero no imposible.
Aún conoces el camino. Sólo tiene que buscar en esa carpeta escondida en el rincón de tu cerebro donde guardas todos aquellos recuerdos de tu infancia que creías haber olvidado. Allí donde recoges la primera ostia que te dió tu padre cuando rompiste aquél jarrón que tanto le gustaba a tu madre, o la primera vez que fuiste a la feria del pueblo y le pediste a tu abuelo que te comprara un algodón de azúcar de color rosa.
Solo debes hacer un pequeño paso. Pero para qué negarlo... te costará.

1 comentario:

tortuga con botas dijo...

estás hablando de la crisis?? que crisis? la de los especuladores? esos señores de los bancos a quién les da dinero el gobierno?? yo no sé dónde tiene la cabeza la gente que paga 1300 euros de hipoteca cuando no gana ni mil, dicen que el banco le engañó... pero es que no saben pensar por sí mismos y sumar 2+2...
en un par de días a mí me dirán eso de a la puta calle!!! uff menos mal que yo no soy de esos...